9 ene. 2005


Hace ya un mes que salió a la venta la última película realizada por Satoshi Kon. Después de estar durantes años entre los encargados de grandes producciones de animación japonesa de la década de los 80, Satoshi Kon decidió dar el salto a la dirección de películas. Su primer éxito fue Perfect Blue, un thriller mezclado con idol singers que demostró el talento que tiene.
A Perfect Blue le siguió Millenium Actress, una paranoica entrevista a una veterana actriz japonesa. Con esta película deja bien claro que a Kon le gusta trabajar en proyectos con argumentos extraños, mezclando la acción, la comedia y el esperpento a partes iguales.
Esta película, ignoro la causa, aún no se ha puesto a la venta en España.
Y ahora le toca el turno a Tokyo Godfathers, una curiosa historia sobre unos vagabundos que se encuentran a un bebé tirando entre la basura. Los vagabundos, una joven que ha dejado recientemente a su familia, un hombre que se siente mujer y un hombre mayor, se hacen cargo de ella y deciden buscar a la madre del bebé. Uno de los aciertos de la película son los tres personajes principales. Aparentemente se odian a muerte, no se aguantan, pero no pueden estar separados durante mucho tiempo.
Lo que en un principio suponía la búsqueda de la madre de un bebé, se fue convirtiendo en el reencuentro de los vagabundos con su familias, sus pasados y sus temores.
No quiero contaros mucho más, pero sí recomendaros esta película. No tiene acción desenfrenada, no destaca por el uso de las técnicas modernas de animación. Simplemente es una historia entretenida, graciosa y por algunos momentos desternillante que seguro que os atrapa. El DVD cuesta 15 euros y la edición está bien.

En algunas cosas el cine de Satoshi Kon me recuerda a los mangas de Jiro Taniguchi: no destacan excesivamente, no tiene el tirón mediático que otros han conseguido, pero te compras sus trabajos y disfratas tanto o más que otro productos.

Posted by Escrito por Manu en domingo, enero 09, 2005
Categories:

 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente deacuerdo con todo lo que dices.
Una delicia de película con un guión realmente genial.

La vi en el maratón de anime de Sitges del 2003 y no sabíamos bien que nos ibamos a encontrar pero salimos del cine con una muy buena impresión de ella.
Reímos mucho y nos emocionamos con las historias de los protagonistas.

vale mucho la pena de ver.
no se la pierdan ;)

sike.