23 ene. 2005


A veces lamento mi poca cultural comiquera. Puedo hacerme una idea, echando un vistazo, de si un manga me va a gustar o no, pero soy incapaz de usar ese "sexto sentido" (o media vida gastándome el dinero en mangas) con los cómics americanos y, sobretodo, con los autores europeos.
No soy de los que piensa que lo mejor es lo de fuera. Me gusta leer cómic europeo en general y de autores españoles en particular, pero a veces uno no sabe qué escoger y, para qué engañarnos, no esta el bolsillo para pruebas. De vez en cuando leo artículos en revistas, blogs o foros y "me dejo" aconsejar por las opiniones de la gente que entiende más que yo. Si el bolsillo lo permite, les hago caso y, en muchas ocasiones, disfruto de grandes trabajos.

Eso no significa que, a veces, tenga mis corazonadas o simplmente me la juegue con un cómic o serie: no me arrepiento de haber comprado Crónicas de Messene, la serie de Guillem March para Dolmen (y otras, que Guillem es un genio) o Trazo de tiza de Miguelanzo Prado (delicioso).
Pero si no me arrepiento de algo es de haber comprado Malas Tierras, obra de Sergio Córdoba y editado por Astiberri.

Con Sergio jugaba con ventaja, porque ya ha visto alguna cosa suya para la editorial 7 Monos. Así que me aseguré la apuesta y no fallé. Sergio Córdoba hace cómic costumbrista y realista (ríete de Katsura y sus situaciones imposibles). Con personajes tan reales como los podemos ser tu o yo, con un dibujo delicioso, nada espectacular (ni falta que le hace) y unos temas muy próximos a nosotros, los jóvenes, a los que han sido jóvenes o lo que aún se sienten jóvenes. La historia principal, que da título a la colección, es Malas Tierras. Una historia sobre unos chicos que hacen una película en el bar de amigo (llamado Malas Tierras) y de las relaciones que hay entre ellos. Seguidamente, a modo de acompañamieto, tenemos historias cortas, brillantes, en las que en pocas páginas te cuenta una historia llena de sentimientos enfrentados, amores y desamores... un ejercicio de síntesis excelente que, quizá al estar acostumbrado a leer muchos mangas, me fascina muchísimo más.

La colección va por su segundo número. Cada uno cuesta 4 euros y tiene 36 páginas. Seguramente esa puede ser una razón de peso para que no le déis una oportunidad. Realmente os comprendo, pero también hay que decir que Astiberri hace unas ediciones de mucha calidad en todos los aspectos y que, aunque duela, se pagan a gusto.

Es un cómic a recomendar. Es "ese descanso" entre tanto manga/cómic comercial que inunda las librerías y, para qué negarlo, nuestras estanterías.

Si queréis saber más sobre el autor y la obra, visitad la página oficial.

Posted by Escrito por Manu en domingo, enero 23, 2005
Categories:

 

1 comentarios:

bodera dijo...

Totalmente de acuerdo, Malas tierras es una delicia. Es verdad que sale caro en euros/página, pero no si hacemos euros/calidad.
Ganas tengo ya de que salga el nº3.