21 mar. 2005


Normalmente, y no sólo en el mundo del cómic, el grande pisa al pequeño. Cuántas veces hemos leído/oído que una empresa grande hace algo que no tiene que hacer en detrimento de la empresa pequeña. Y cuántas veces el pequeño se queda indefenso porque sabe que apenas puede hacer nada por defenderse.
Todo esto viene a cuento por la inminente edición de Strangers in Paradise por parte de Norma Editorial. A aquellos a los que os guste el buen cómic independiente americano os sonará este título. Strangers in Paradise es la obra más conocida de Terry Moore y cuenta las historias de dos amigas, sus problemas con la vida, con los hombres y con el mundo en el que les ha tocado vivir. Lo cuenta de una forma sincera, directa y real. Aquí no hay superpoderes, sino sentimientos. Es un muy buen cómic que empezó a editar Dude Cómic hará unos años. De un tiempo a esta parte Dude no está cumpliendo con uno de los requisitos fundamentales para cualquier editorial que quiera manternerse en el mundillo: la periocidad. Numerosos retrasos, problemas y demás, provocan que sus lanzamientos no sean esperados, no por su falta de calidad, sino porque no se sabe cuándo se pondrán a la venta. Hace ya un tiempo Dude perdió los derechos de Strangers in Paradisse en detrimento de Norma Editorial. Ésta, seguramente aprovechando el Salón del Cómic de Barcelona, editará la serie desde el principio.
Pero Dude ha sacado un retapado de los primeros números de la serie. Y ahí empieza el conflicto. Una editorial que no tiene los derechos, pero sí el trabajo hecho, de una serie edita sin, se supone, poder hacerlo, un cómic. La perjudicada en esta ocasión es Norma Editorial, que pretende reeditar el trabajo (por eso de empezar desde el principio), que verá la misma historia editada dos veces por dos editoriales distintas y, seguramente a dos precios muy distintos (los retapados de Dude cuestan 3 € y dudo que el precio de Norma sea tan bajo).
Resumiendo, las malas artes, en un año tan movido como éste, nunca son buenas. Aquí no importa cuál sea la editorial humilde o no, sino la filosofía de cada uno.
Ignoro las entresijos de esta situación, pero lo que está claro es que publicar profesionalmente una serie sin los pertinentes derechos no es lo más correcto que se puede hacer.

Posted by Escrito por Manu en lunes, marzo 21, 2005
Categories:

 

0 comentarios: