27 mar. 2005


Cuando apenas quedan dos días para el esperadísimo (para mí) estreno del DVD de Los Incréibles, en casa decidimos ver El gigante de hierro (trabajo firmado también por Brad Bird).
Distribuida por la Warner Bros., Bird creó una entrañable historia que es una mezcla entre E.T. y Cortocircuito basada en la novela de Ted Hughes, escrita en 1968. La historia se sitúa en un pueblecito de Maine: Rockwell. Típico pueblo americano, años 50. Durante una noche tormentosa, algo que parece un satélite cae cerca de allí. A la mañana siguiente, la gente del pueblo se ríe de un pescador cuando asegura que lo que cayó era un robot increíblemente grande.
El protagonista es Hogart: hija de madre viuda (creo), creativo, imaginativo y altamente influído por lo sobrenatural, lo alienígena y lo que lee en los cómics. Una noche en la que la madre acaba tarde de trabajar, Hogart se queda en casa viendo películas de miedo. De repente la antena falla. Sube al tejado para arreglar el asunto, pero se da cuenta de que... no hay antena... Mirando el bosque se da cuenta de que algo pasa, así que ni corto ni perezoso decide ir a investigar (los cómics, que son muy malos). Durante esa búsqueda se encuentra con el robot: al principio hay inseguridad, luego curiosidad y finalmente estrechan una profunda amistad. Al principio todo va bien, hasta que llega el FBI y el ejército para descubrir qué es lo que está pasando en Rockwell.

No es la historia más original que haya visto, pero está narrada de forma que no pierdes el interés ni un momento. Con dosis de humor, algo de crítica y mucho sentimiento, Brad va tejiendo una historia de la que, más o menos, presuponemos el final.
Técnicamente me parece fantástica: a pesar de utilizar el ordenador para las escenas más peligrosas, lo hacen sin que se note en exceso y con muy buen criterio. El resto del trabajo es tradicional, pero de tanta o más calidad.

No puedo dejar de señalar la crítica que se hace de los seres humanos en general y de los americanos en general en esta película. Sin hacer mucho hincapié en el asunto, deja bien clara su postura acerca de algunos temas. Lo que sí queda claro es que un robot aprende antes que un ser humano que las cosas pueden arreglarse sin violencia.

Entretenida historia, buena animación... El gigante de Hierro es una historia entretenido, para pasar una hora y media divertida. Recientemente ha salido una Edición Especial de esta película. Totalmente recomendable, incluye escenas alternativas, reportajes, etc...

Posted by Escrito por Manu en domingo, marzo 27, 2005
Categories:

 

2 comentarios:

ooooo dijo...

Esa peli la echaron en el plus el año pasado y está muy bien. Es de estas que están bien hechas, muy completas, pero no llega a ser memorable en ningún aspecto y acaban siendo injustamente olvidadas.

Respecto al link a fnac, si es edición especial no lo saben ni ellos, porque en contenido pone: película y acceso directo a escenas. No es muy especial que digamos :)

Manu dijo...

Es un error de la web del Fnac (y mío por no fijarme). Pero es curioso. En la web pone que el DVD salió a la venta en noviembre del 2004 (como la Edición Especial). Además, resulta que ahora mismo sólo se vende esta Edición, por lo que poner la otra es tontería.
El DVD de El gigante de hierro, con el paso del tiempo, acabó siendo de esos que se buscan con ahinco por algunos aficionados (entre los que me incluyo). Cuando menos me lo esperaba te sacan una Edición con contenidos extras de la manga...
Si fuera editor de DVD nunca lo haría. XDD