1 nov. 2005


Las cosas están cambiando en el mundillo de la edición de DVDs en España. La piratería, a parte de ser un delito, es una putada para los editores de anime del país, que ven impotentes como sus posibles compradores se pasan al lado oscuro sacando todo el rendimiento posible a su línea de ADSL y su grabadora de DVD.

Hace ya tiempo que los fans se quejaban de que las ediciones de calidad eran escasas. Cumplir con el fan ya no vale, ahora hay que sorprenderle. Y eso se intenta con ediciones mucho mejores, más completas y, obvio, más caras. El resultado es esperanzador. Primero porque las editoriales se han dado cuenta de que cubrir el expediente (caja, serigrafía y el DVD `pelao´) no es suficiente para el fan español. Segundo porque, de una vez por todas, la ecuación cantidad/calidad/precio empieza a ser más equilibrada.

Siempre he dicho que el fansub es como ir a una tienda de zapatos para probarse el futuro próximo par de tu colección. Si no te gustan, los dejarás en su sitio. Y si te gusta, te los compras.

Posted by Escrito por Manu en martes, noviembre 01, 2005
Categories:

 

3 comentarios:

celtas dijo...

Me gustaría que se matizara la frase de "La pirtateria es delito". Afirmaciones tan categoricas son las que nos han vendido los bucaneros de la Sgae para hacer presion en su favor. Primero habria que definir si las redes P2p son delito y posteriormente si los fansub lo son.

Las redes p2p son el mejor ejemplo del derecho a la copia privada (no os engañeis con la copia de seguridad, que nos lian) que se puede haber inventado. Los fansubs? uhm...? no lo tengo muy claro, puede que incurran en algun tipo de ilicito civil, al modificar o traducir una obra ajena. Ahora, delito no lo es ninguno de los dos. Ni mucho menos.

JQ - Cisne Negro dijo...

Si te refieres a que hay gente que descarga series en fansub y las vende, te doy la razón, porque hay un ánimo de lucro y es ilegal, para todo lo demás el p2p es legal y hasta sano para los usuarios, que pueden conocer nuevas expresiones culturales sin tener que arriesgarse a ser timados.

Manu dijo...

Celtas:

No sé la terminología legal, en eso tengo que aprenderlo todo de ti. A lo que yo me refería es a lo que hace mención Cisne Negro. Si una empresa compra los derechos de explotación de una serie, película, OVA o lo que sea y un listo graba ese video de la red, lo copia masivamente y lo vende o distribuye, a mi me parece que eso es un delito. A lo mejor no es el término correcto, pero en todo caso, me parece que no es legal.
Sobre si bajarse una película o serie de fansub para consumo propio es ilegal, te remito a la última frase del tema. Yo lo considero una manera barata de comprobar si una serie u otra gusta o no. Pero el fansub tendría que ser de un producto que no tenga representante legal en España (y eso me parece que se hace escrupulosamente).
Estamos en el mismo caso que en las fanediciones (aunque con las fanediciones se hacían 100 o 200 copias). La idea de los fansubers es distribuir lo que no llega a España. Una vez ha llegado, su trabajo con esa serie ha acabado.
Así lo veo yo.

Cisne Negro:
Pensamos igual.