5 feb. 2006


Sin duda, una película desconcertante. Cuando acabas de ver esta película, una serie de sentimientos enfrentados chocan y se hace difícil hacerse con una opinión sobre esta película. Por un lado es un homenaje a las películas de artes marciales y a otras muchas películas, como Matrix. Por otro lado es una locura, una paranoia, bastante bien financiada, con personajes de lo más estrambóticos y con un montón de efectos especiales que dan espectacularidad al conjunto.
El argumento es tan tonto como innecesario, una burda excusa para enfrentar a los personajes, a cada cual más friki. Cuando no hay escenas espectacular, hay momentos cómicos, delirantes e incluso decadentes. Es de esas películas que consiguen una pequeña legión de incondicionales frikis que te contarán la grandeza de esta película.

Mención a parte merece el doblaje español. Sin duda un aliciente (o no) exclusivo de la edición española. Poco caso habrán hecho a la traducción del original, pues el doblaje es bastante "local". Se mezcla de todo: catalanes, gallegos, andaluces, etc... todo vale, por lo visto, con tal de echar unas risas. Viendo la película me acordé del doblaje de Chicho Terremoto (aunque, sinceramente, aquí se va un par de pueblos más allá).

Sin duda una película para reír sin parar. Si te gustan las películas de artes marciales, será una ocasión de "reirse" de tus aficiones. Si no, podrás flipar con la de tonterías que tiene la gente en la cabeza.

Posted by Escrito por Manu en domingo, febrero 05, 2006
Categories:

 

0 comentarios: