18 feb. 2006


Mi vertiente pesimista lo veía venir. James Cameron ha declarado que su próximo proyecto no será la adaptación de Gunnm, sino que centrará sus esfuerzos en el secretísimo Project 880. Gunnm tendría que esperar a que Cameron realice y promocione su próxima película, por lo que se puede decir que falta muy mucho para que el proyecto vea la luz.

Se veía venir porque Cameron confesó que para el proyecto de Gunnm quería usar una tecnología que obligaría a las salas de cine que quisieran proyectar la película, a cambiar la infraestructura de sus cines. Cameron alegó que este cambio se haría progresivamente a lo largo de los años y que, seguramente, para cuando él acabara la película, habría salas suficientes para poder mostrar la película en condiciones. Creo que anteponiendo Project 880 a Gunnm, da tiempo al tiempo. Cameron siempre ha sido un loco por la innovación tecnológica. Sólo hace falta recordar los increíbles avances que pudimos ver en Terminator 2, que marcaron un punto de inflexión en cuanto a los efectos especiales se refiere. Da la sensación de que Cameron va a un ritmo, tecnológicamente hablando, y la industria va a otro. Sea como fuera, me parece que toca una dosis extra de resignación.

Visto en Más allá de Orion

Posted by Escrito por Manu en sábado, febrero 18, 2006
Categories:

 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

necesidad de comprobar:)