29 jun. 2007


Cuando era pequeño, era un consumidor habitual de Transformers. Esto no me convierte en un experto, ni siquiera en un entendido. Me divertía viendo en la tele esos bichos metálicos que se transformaban y punto.
De hecho, si no llega a ser porque se anunció hace tiempo que se había comprado los derechos de los Transformers, no habría salido a flote mi pasado como consumidor de esta serie (y algún juguete también) de los muñecos de Hasbro.

Con este escaso bagaje y con el presentimiento de que iba a ver Independece Day 2 versión "transformista", entré en el cine. Y la verdad es que no salí defraudado. Obviamente, no me encontré con un producto sesudo, ni me cambió la vida cuando me levanté de la butaca. Pero fue todo un acierto no "americanizar" en exceso la película ni convertirla en una secuela de la prescindible película protagonizada por Will Smith. Al contrario, me encontré con una película entretenida, con mucho más humor del que me esperaba y con las dosis esperables de acción y espectacularidad que cabe esperar en una película que está destinada a convertirse, si todo va bien, en blockbuster.

La historia tiene un cúmulo de tópicos: el clásico estudiante "perdedor" del que todos en clase se burlan de él y que, sin comerlo ni beberlo se convierte en el protagonista de una historia que le supera. El protagonista, como no, tenía que ir bien acompañado de una chica mona, con cara y escote, que además de actuar, encadilará al espectador masculino. Un detalle curioso es el del casting: en la película salen algunos nerds y/o empollones. Curiosamente, los chicos son fondones y asustadizos y las chicas son monas y aventuradas.

Dejando a un lado estos detalles, la película cumple con el cometido que tiene. Las escenas de acción no están nada mal (es de lo poco en lo que se nota la mano del director, Michael Bay) y los 3D son realmente espectaculares, aunque en ocasiones llegar a resultar algo confusos. La historia no tiene muchas pretensiones: robots buenos contra robots malos con humanos de por medio. El que gane conquista el mundo. Fin.

Tuve la oportunidad de ver a película en versión original, algo que prometo hacer más a menudo, por lo que la única incógnita que me queda es saber cómo habrán solucionado el asunto de las voces en la versión española. Por último, mucho me temo, que esta es una película que tiene que verse en pantalla de cine.

Posted by Escrito por Manu en viernes, junio 29, 2007
Categories:

 

2 comentarios:

Funkbreaks dijo...

Tengo ganas de ir al cine para verla. Se que no será nada sorprendente, simplemente otra película de acción 3D, pero para todos aquellos que hayamos disfrutado con la serie y con su merchandising, merece la pena.

Anónimo dijo...

para mi esta pelicula me parecio muy buena con respecto a el escrito pero lo unico que le falta es mas ciencia fision